Voy

Voy

por el camino de los álamos,

arrulla el viento

                                            y  se mecen

con su cháchara de grillos.

 

Una  campana pretérita

suspira a  golpes                           la lejanía.

 

Humea otoño.

 

He llegado por la senda

de la zarzamora

que sueña peregrinos,

 

donde nace la infancia

y las hijas del río yacen

                                                         abandonadas.

 

He vuelto

para derrotar a Hidra,

¡padre!

 

Regresa la sangre.

 

 

(Nieves Iparraguirre. Oct,2016)

Foto, N. I.

foto, N.I.

Nieves iparraguirre

foto, N.I.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo coordenadas, Del amor, Humano, poesía, raíces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s