Latente

Soy

a pesar del silencio.

Muda está la fuente

cantarina

y turbio corre el arroyo.

Sobre la tierra mansa

llueven escombros

y vuelan cenizas.

 

Las sombras se congregan

y aniquilan

los hechizos de la luna.

Lenguas cuchillo cercenan

versos dorados

y  rosas púrpura,

sobre el abismo.

Soy

a pesar de las tinieblas.

 

En las calles ojos esquina,

ojos vértice

que miran velados.

No huele a piel,

ni sabe a besos.

Es la danza de los escudos

metálicos,

de las lanzas de acero

que tejen baluartes de ignorancia,

de arrogancia

y  de miedo.

Los poetas yacen

sobre el asfalto.

 

Pero soy en el silente,

aún soy latiente,

todavía sintiente,

permanezco… latente.

(Nieves Iparraguirre, Oct 2015)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo coordenadas, Humano, poesía, Resilencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s