Confieso que

Me confieso,

te confieso que…

te estoy amando siempre,

aunque a veces

el espacio se me achica

replegándome en un átomo

imperceptible.

 

Te confieso que,

los silencios y la sangre,

las traiciones y la envidia,

la ignorancia,

los egos,

el muro que le impones

al cielo,

me devoran.

 

Lo confieso,

el tiempo y la distancia

con que olvidas,

el “hambre” de materia,

esa codicia

sobre el planeta,

me devasta y…

que tu miedo,

oscuro e incierto,

me aniquila.

 

Si, a veces

se achica tanto el universo,

me confieso,

que apenas soy un átomo.

Pero en verdad,

lo que ahora te confieso

es

que el amor trajo la cuántica

y perturba la deriva,

que los átomos regresan

para seguir amando,

amándote

por siempre.

 

Nieves Iparraguirre (febrero,2015)

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo coordenadas, Del amor, Humano, poesía, reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s