Sueña, mar

Oh mar,

acúname en tus brazos,

incúlcame

la calma pérdida,

susúrrame en tu oleaje

el nombremar-olas-mareomotriz

de la dicha dormida.

Lávame estas heridas,

mar,

y golpea mi silencio,

recuérdame,

recuérdame qué es la vida,

que ya la fuerza es desaliento

y no se,

no sé si es mi desatino

o tu océano en mi pecho

que comparte tu destino.

Oh mar,

dame tu beso salado

y sueña,

soñemos

que aún es posible

la vida.

 

 

Nieves Iparraguirre (enero 2014)

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Del amor, Humano, poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s