Promesa

De niña aprendí pronto a nadar

en aguas profundas,

en aguas oscuras

turbulentas.

Y busqué el agua clara,

el agua limpia, cristalina

sin impurezas.

Desde niña,

mi niña

sin descanso nada

juega, rie, llora, bucea…

Sueña con la promesa

de un mar infinito,

con el océano y las mareas.

    Hoy me siento cansada… quizá es sólo hoy, quizá son sólo esas nubes pálidas… quizá.

Nieves Iparraguirre

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo coordenadas, poesía, raíces

2 Respuestas a “Promesa

  1. ¡Vaya!… entre tus “quizás” y los míos juntamos un buen montón. Es curioso… o no.

    Puesto que el día parece gris, y ambos soñamos con la esperanza de un mar infinito, permíteme dejarte estos ágiles versos de un poeta granadino. Son para volar un poco y buscar el sol tras esa neblina, o ese mar infinito

    “Arbolé, arbolé
    seco y verdé….

    La niña del bello rostro
    sigue cogiendo aceituna,
    con el brazo gris del viento
    ceñido por la cintura.

    Arbolé arbolé
    seco y verdé”

    Por cierto, me gusta la ligereza, también es agilidad, de tus palabras.
    Gracias Nieves.

    • Si, es curioso… quizá lo es.
      Gracias, amigo, por dibujar mi sonrisa verdé. Ummm ese poeta “granaino” me parece familiar. Yo conozco otros versos de un poeta granadino también y los dejo para ti::

      ¿Agua, dónde vas?
      Riyendo voy por el río
      a las orillas del mar.

      Mar ¿ adónde vas?
      Río arriba voy buscando
      fuente donde descansar

      Por cierto, me gusta tu apreciación sobre mis palabras. Gracias Juan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s